“Cinco Tendencias de Innovación en TICs para 2013”

En 1976, Richard Dawkins introdujo el concepto de los memes, algo análogo en la evolución de la cultura, a los genes en la de la biología. De igual manera que los genes nuevos o modificaciones en éstos generan cambios evolutivos en la biología, los memes, conceptos nuevos, generan cambios en la evolución de la cultura. Las culturas creativas generan muchos memes. No es descabellado pensar que la proliferación de nuevos conceptos en el campo de las TICs es el síntoma de un momento creativo sin precedentes.2012.12.21_5_RZ_Tenedencias_TICs_2013_imageo_JPEG.png 

Para salir de situaciones difíciles como la que nos hemos encontrado en el 2012, las empresas hemos tenido que emprender nuevas estrategias e idear nuevos caminos. Unas hemos salido al exterior, otras han reducido costes o cuidado mejor de sus clientes tradicionales…

El sector de las TICs, aún siendo reconocido como uno de los privilegiados en la presente situación, lo es en gran medida gracias a su agilidad y capacidad de adaptación. Prueba de ello es el gran número de conceptos nuevos que emergen del seno de su actividad y que todos terminamos acuñando relacionados con estrategias y tácticas que las empresas del sector ponen en práctica para competir mejor. Algunos son muy conocidos como outsourcing, e-commerce, cloud computing o social, y otros quizá menos, como: co-innovación, big data, crowd funding o crowd sourcing. Llegado este momento, de fin de año, nos gustaría hablar de ellos pues en gran medida definen las tendencias de innovación en el sector para el nuevo año. Además, de manera irremediablemente contagiosa serán adoptados en otros ámbitos, quizá no exactamente con idéntico significado, pero sí con el mismo espíritu de convertirse en una oportunidad para competir mejor.

El primer concepto sobre el que se seguirá hablando en el 2013 es el de co-innovación o co-creación. Estamos acostumbrados a que dos partes se pongan de acuerdo para hacer negocios, echar una partida de algo o incluso para el matrimonio, pero no tanto para innovar. Sin embargo, el fundamento de la creatividad es justamente la asociación no evidente de ideas, culturas, tendencias, situaciones y, ¿por qué no? de objetivos. El problema surge cuando, siendo los objetivos comunes, los intereses difieren, o hay un gran desconocimiento sobre la parte contraria. En otros casos, quizá los intereses coincidan, pero no nos ponemos de acuerdo en los medios o los modos de llegar a los objetivos. Sin embargo, el ser humano en su evolución e historia, ha dado significativas muestras de su capacidad de sobreponerse al entorno o a la adversidad a través de la colaboración, y prueba de ello es que vive en comunidad y en entornos de dependencia e interdependencia incluso relativamente extensos y complejos.

En los negocios, y en los tecnológicos especialmente, habitualmente y en gran medida, las ventajas competitivas se vienen fundamentando sobre la asimetría de la información con relación a las otras partes. Es decir, una de las partes sabe más que la otra y no está dispuesta a rebelarlo porque favorecería la posición de negociación del contrario. Esto ocurre, tanto hacia el cliente, como frente a la competencia. Es lo que pasaba en los primeros tiempos de la informática, cuando el proveedor de tecnología aparecía con un producto más o menos estándar que resolvía las necesidades de contabilidad, recursos humanos, logística o el análisis de negocio. Hoy, esas necesidades están más que menos cubiertas en la mayoría de las empresas de los países avanzados, pero existen otras. Por otro lado, la competencia hoy es atroz y la fidelidad inexistente, en consecuencia, la figura del consultor tecnológico tradicional que aconseja a su cliente sobre los productos del mercado y sus posibles configuraciones que dan respuesta a las necesidades habituales, se ve eclipsada por la de un nuevo tipo de profesional. Éste colabora en la comprensión del problema, en la definición del marco de imperativos, la definición de la necesidad y finalmente, aporta soluciones innovadoras haciendo uso de la tecnología existente, hoy en mayor medida al alcance de todos. Esa solución facilitada para un caso concreto, puede ser exportable a otras empresas y sectores. De ello se beneficia el fabricante de software, pero también y especialmente el de hardware, que ve multiplicada la demanda de computación a nivel mundial por la aparición de nuevos servicios y aplicaciones.

“Nunca como ahora la palabra tecnología se ha entendido tanto como lo que realmente es: una herramienta. En el pasado, producto y tecnología eran la misma cosa e inseparables.”

En las TICs, la innovación ha venido a sumarse a nuestro día a día y no como una epifanía que ocurría de tanto en tanto. Esto lo ha producido la economía del conocimiento, donde éste es cada vez más accesible a todos, el valor proviene de su uso creativo y las nuevas tecnologías y medios favorecen ciclos de innovación más rápidos. El perfil del co-innovador es el que van buscando, cada día más, las empresas tecnológicas, el de aquellos que aplican la tecnología como herramienta, yendo más allá de ésta, para aportar soluciones innovadoras, superando al consultor que aportaba cajas negras que solucionaban necesidades patentes y latentes.

“Es como si hubiéramos llegado a un punto en que la tecnología estuviera disponible, y lo que falta es superar las barreras de la colaboración para hacer uso y buen uso de ella. ¡A dónde hemos llegado!”

Nuestro segundo concepto para el 2013 es Big Data. Significa poner a disposición en la web y para quien lo necesite, de la inmensa cantidad de datos e información existente y proveniente especialmente de grandes empresas y organismos públicos, por supuesto con el consiguiente respeto y cumplimiento de la ley de protección de datos personales. Una vez más, y al igual que ocurre con el software libre, el acceso a conocimiento da lugar a servicios y productos que resuelven las necesidades de las personas. Hablamos de información estadística general, de tráfico, de plazas educativas, hospitales, medio ambiente, ocio, etc. En definitiva, se trata de datos que adecuadamente tratados y gestionados, nos permitan vivir a todos un poco mejor y generando servicios que crean empleo.

Muy relacionado con lo anterior es nuestro tercer concepto: Cloud Computing. Consiste en que el sistema operativo ya no está en un servidor de la empresa sino en un lugar remoto, y junto con los servidores o espacios asignados de otras empresas. Es interesante por muchos motivos, pero mencionaremos dos fundamentalmente. En primer lugar, incrementa la disponibilidad de espaciode memoria para empresas cuyos sistemas tuvieran la capacidad saturada sin la necesidad de incrementar la inversión, a través de un servicio externo (un outsourcing). En consecuencia, tiene la ventaja de transformar un recurso con naturaleza de coste fijo, en uno de coste variable. Pagamos en función del uso. Esto es especialmente interesante desde el punto de vista de la financiación de las empresas. Por otro lado, abarata enormemente el acceso a aplicaciones informáticas de gestión, haciendo accesible a pymes herramientas de alto valor y potencial que anteriormente estaban fuera de su alcance.

El cuarto concepto es la Seguridad en la Red. Si queremos que avance el e-commerce (éste creció un 13,7% en 2012), el cloud computing o el crowd funding, a las TICs también les toca aportar soluciones para mejorar la seguridad en la red en beneficio de todos. Lo positivo es que las entidades financieras son las primeras que lo desean y son conscientes de las enormes pérdidas que la falta de seguridad en la red les produce hoy. Una mayor seguridad en la red favorecerá su uso para una mayor cantidad de tareas por parte de todos. Los riesgos de una red insegura son enormes y no nos lo podemos permitir.

El quinto concepto es Mobilidad. Un estudio revela que un 25% de los Británicos no están nunca a más de un metro de su móvil. El avance de los smartphones y las tablets, las redes sociales, el big data y la seguridad en la red, favorecerán enormemente la proliferación y el uso de la telefonía móvil para una cada vez mayor cantidad de funciones y tareas. El avance en aplicaciones más inteligentes y adaptadas al usuario son grandes espacios de oportunidad. No decimos nada nuevo. Lo que nunca hasta ahora ha estado tan claro es el interés de las grandes empresas informáticas, tradicionalmente más enfocadas al cliente de negocios, por llegar y estar cada vez más cerca del usuario final. El tamaño del mercado es el reclamo.

Nos espera un 2013 de muchas oportunidades.

¡Suerte y Feliz Año!

Rafael Zaballa

En Pozuelo de Alarcón a 17 de Diciembre de 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s